Lo que tu coche necesita este verano

Algunos consejos que te ayudarán

Aunque tenemos que tener nuestro coche en perfecto estado durante todo el año, es en verano cuando más pendientes tenemos que estar de él. Es ahora cuando más problemas podemos encontrar y es importante saber cómo actuar frente a éstos. El principal enemigo te lo imaginarás… el calor. Afectará negativamente al motor, disminuyendo su rendimiento y potencia, así como los neumáticos y los frenos. Y no sólo afectará a la parte interna de nuestro coche, sino que la carrocería también va a sufrir las consecuencias del verano.

Revisar el motor

Lo más importante será la refrigeración. Debemos tener el circuito de refrigeración en perfecto estado, es decir, sin fugas, limpio de incrustaciones y residuos… con el fin de evitar que se caliente más de la cuenta y pueda derivar en graves problemas. De igual manera, la revisión periódica del nivel de fluidos mecánicos nos ayudará a prevenir averías o, cuanto menos, a detectarlas a tiempo y repararlas.

Aire acondicionado

Otro aspecto importante es el aire acondicionado. Tras un largo periodo de tiempo sin ser usado, debemos cerciorarnos de que funciona correctamente. Una visita al taller para revisar el sistema y, si fuera necesario, una carga de gas refrigerante podría ser suficiente para poder disfrutar con tranquilidad de nuestro viaje.

Neumáticos

Debemos comprobar la presión de nuestros neumáticos cada 15 días durante el verano debido a las altas temperaturas y la alta radiación solar. Esto es debido a que son muy susceptibles de sufrir agrietamientos y pueden resecarse. El asfalto caliente será el factor que más afecte a la presión de los neumáticos. Si vamos a hacer un viaje largo será importante realizar la comprobación antes de emprenderlo y comprobar su estado. En el caso de los chubascos veraniegos, donde suele llover mucha cantidad de agua en poco tiempo, la profundidad del dibujo y la calidad de la goma evitarán o provocarán los llamados “aquaplaning”, que es la situación en la que un vehículo atraviesa la carretera a cierta velocidad una superficie cubierta de agua, llevándolo a una pérdida de tracción y control del mismo por parte del conductor.

Sistemas de limpieza del automóvil

El estado de los limpiaparabrisas es muy importante debido al aumento de insectos voladores en verano, tanto de día como de noche, que ensucian notablemente la parte frontal del coche y el parabrisas. Junto a esto, tu coche agradecerá que lo laves con frecuencia (una vez a la semana) pero siempre procurando no hacerlo a las horas de más calor y evitando que seque al sol. Es preferible el lavado manual que el automático, ya que es más respetuoso. Échale un vistazo a nuestros productos de limpieza.

Carrocería

Para proteger la carrocería, aparca siempre que puedas en interiores o a la sombra. ¿Tienes pensado ir a la playa con el coche? Ojo cuando retires la arena sobre la carrocería ya que puedes rayarla. Limpia los mosquitos y las deposiciones de pájaros cuanto antes ya que, además de ser poco estéticos, si se quedan pegados, puedes dañar la carrocería al quitarlos. Y, por último, repara golpes e imperfecciones pronto. Cualquier grieta, golpe o arañazo afecta al aspecto de tu coche y, por pequeño que sea, puede acabar dando problemas de corrosión.

Otros enlaces de interés

04/07/2017

Publicado en:: carroceria, como pintar un coche, limpiar, mantenimiento coche, Más populares

Etiquetas:

Pintar un coche con coches teledirigidos

Pintar coches es su especialidad, pero no la carrocería del coche, sino que pinta obras de arte en las que incluye retratos de coches.

En concreto es Ian Cook, el hombre detrás de las gafas salpicadas de pintura y que pinta obras de arte con coches de radio control, ruedas de coches reales y con las ruedas de coches de juguete.

La idea del proyecto comenzó por una serie de razones. Es un entusiasta de los coches grandes y un artista. La tercera cuestión vino cuando le regalaron un coche de radio control para Navidad y sus padres le dijeron “no lo utilices en tu estudio de pintura ya que se puede manchar”… (momento bombilla) … así como cualquier persona haría se quedo con la “esencia” de esa conversación.

Cuatro años más tarde, habia creado obras de arte del tamaño de un edificio de tres pisos, pintadas con coches reales y habia viajado a diferentes partes del mundo con una maleta llena de coches cubiertos de pintura.

Otros enlaces de interés:

Como pintar un coche

Como limpiar la caca de palomas en el coche

07/03/2013

Publicado en:: como pintar un coche, Más populares, pintar coche, video

Etiquetas:

Como pintar un coche

Pintar un coche implica haber llegado a la última fase de la reparación de la carrocería. Conseguir un buen acabado no es tarea fácil para el aficionado que quiere realizarla por sí mismo, ya que las técnicas artesanales utilizadas antaño han evolucionado hasta convertirse en complicados procesos industriales, para cuya realización son precisos productos y herramientas costosos.

Estas técnicas utilizadas hoy en día en las modernas cadenas de montaje, la pintura por inmersión completa de las carrocerías o la utilización de sofisticados robots pintores, son obviamente imposibles de utilizar en la restauración de nuestros viejos coches. Esto no implica que debamos renunciar a realizar por nosotros mismos esta fase; eso sí, ciñéndonos a criterios de calidad acordes con los medios técnicos que tengamos a nuestro alcance.
Cuando trabajemos la pintura de un clásico estaremos utilizando una gran variedad de productos químicos.

El desarrollo experimentado por el sector químico de aplicaciones industriales a dado lugar a una notable especialización. El número de productos es inmenso, todos ellos desarrollados para fines muy concretos y formulados a menudo sobre bases químicas diferentes no siempre compatibles entre sí.
A fines de elegir los más adecuados para el trabajo que queremos realizar, es conveniente que busquemos el asesoramiento de un distribuidor de pinturas experto y competente, que nos resolverá dudas y dificultades y evitará costosos errores debidos a la utilización de mezclas inadecuadas, productos incompatibles, etc. Lo más aconsejable es optar por alguna marca de reconocido prestigio.

Como preparar la superficie a tratar

La capa de pintura debe cumplir dos finalidades: proteger la chapa contra los efectos de la corrosión y embellecer el exterior de nuestro coche. Para conseguir el primer objetivo es importante que prestemos atención a la preparación de la superficie, y sobre todo a las capas previas a la aplicación de la pintura. No conviene aplicar la laca directamente sobre la chapa o las masillas de relleno. Debemos aislar estas superficies mediante la aplicación de una capa intermedia, con el fin de obtener una superficie homogénea, neutra y compatible con los productos químicos.

Antes de cualquier paso es preciso limpiar cuidadosamente la superficie para eliminar cualquier traza de grasa, aceite u otro producto similar que podrían impedir la correcta adherencia de las sucesivas capas. Utilizaremos disolventes especiales de limpieza muy ligeros.
Aunque su uso no es habitual en las reparaciones al uso, se recomienda que en las restauraciones se aplique sobre las superficies en chapa vista una imprimación fosfatante, que por sus especiales características protege la chapa contra los ataques de la corrosión.
Es un producto caro, aunque sus extraordinarios resultados justifican este coste añadido. En pequeñas superficies puede aplicarse con brocha; aunque si su aplicación va a hacerse sobre una superficie grande, por ejemplo una carrocería totalmente decapada, es preferible utilizar una pistola de pulverización a presión como la que utilizaremos para la laca. Se consigue de esta manera un acabado más uniforme y mejorar la penetración en rincones difíciles. Esta superficie no necesita ser lijada.
Una segunda capa de imprimación tendrá la finalidad de crear una superficie lisa y homogénea apta para recibir la laca coloreada de terminación. Las características esenciales que debe ofrecer una buena imprimación son: alta capacidad de cubrimiento, facilidad de lijado y homogeneidad de acabado. Para obtener una terminación de pintura más gruesa y resistente, se recomienda una imprimación de espesor alto (algo más cara ya que suele necesitar un catalizador especial para su aplicación). La imprimación debe ser tirada utilizando una pistola de pulverización y un compresor de aire.
Podemos utilizar la misma pistola con que tiraremos la pintura, aunque tal vez sea preciso emplear una boquilla de paso más ancho (sobre todo si utilizamos un producto muy denso).
Una vez que ha recibido la imprimación, la carrocería está preparada para aguardar el momento en que se quiera aplicar la pintura, salvaguardada contra el ataque de agentes exteriores y de la corrosión. La superficie resultante debe ser lijada con lijas muy finas hasta obtener una superficie lisa y afinada, suave al tacto y libre de imperfecciones y porosidades.
Los pequeños defectos que puedan aparecer antes de la pintura pueden ser corregidos con la utilización de unas pastas especiales finas, para aplicar con espátula, que no requieren catalizador.

Y la pintura…

Es la fase más complicada del proceso. Todo el trabajo que se realizó con anterioridad, puede quedar arruinado por una aplicación incorrecta de la pintura.
Las dificultades que se pueden presentar son dos: la pericia que precisa la aplicación a pistola y el carácter relativamente definitivo de los resultados obtenidos.
En el primer caso la pistola debe utilizarse dando pasadas regulares a una distancia constante, y no detener el movimiento en ningún momento, ya que una excesiva acumulación de pintura daría lugar a los temidos descolgones. Conviene practicar antes sobre alguna pieza metálica, y consultar las indicaciones de algún manual técnico.
La aplicación debe realizarse en un local cerrado en el que no haya una excesiva acumulación de polvo ambiental y donde exista una temperatura constante. Sería importante disponer de un extractor de aire que elimine el exceso de polvo y pintura pulverizada. El compresor debe ser capaz de mantener una presión constante. Para ello debemos utilizar como mínimo uno dotado de un calderín de 50 litros de capacidad.
Para obtener un acabado fino debemos utilizar una pistola de buena calidad.
Las herramientas que utilicemos deben estar totalmente limpias y es preciso colar previamente la pintura. La superficie del coche también tiene que estar desengrasada y pulcra antes de la aplicación de la pintura definitiva.
El momento de la aplicación definitiva debe realizarse de un modo sistemático, sin dar saltos o cambiar de zonas, tratando de obtener capas homogéneas.
Si cometemos algún pequeño error durante la aplicación, no debemos interrumpir el trabajo, ya que algunos pequeños fallos de pintura pueden rectificarse después. Lo más importante es obtener una capa gruesa y uniforme, aunque no esté totalmente libre de defectos, para después pulirla y tratarla hasta obtener un resultado definitivo.
Desde PinturaParaCoche.com hemos preparado un “kit para pintar un coche“. Echale un vistazo.
Otros enlaces de interes:
Tutorial como pintar un coche
Aprende a detectar un coche accidentado.

22/03/2011

Publicado en:: auto, automovil, como pintar un coche, Más populares, pintura, Pintura Para Coches, tutorial coches, tutorial pintar coche, vehiculo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies